This site uses cookies. By continuing to browse the site you are agreeing to our use of cookies. Read our private policy

Postura ante los cambios en las reglas de productos extranjeros directos realizados por el gobierno de EE. UU.

2020.05.19

Huawei se opone categóricamente a las enmiendas hechas por el Departamento de Comercio de Estados Unidos a su Norma de Productos Directos Extranjeros que se dirigen específicamente a Huawei.

El gobierno de Estados Unidos agregó a Huawei a la lista de entidades el 16 de mayo de 2019 sin justificación. Desde ese momento, y a pesar del hecho de que una serie de elementos industriales y tecnológicos clave no estaban disponibles para nosotros, nos hemos mantenido comprometidos a cumplir con todas las normas y regulaciones del gobierno de Estados Unidos. Al mismo tiempo, hemos cumplido nuestras obligaciones contractuales con los clientes y proveedores, y hemos sobrevivido y seguido adelante contra viento y marea.

Sin embargo, en su incesante búsqueda para reforzar su dominio sobre nuestra compañía, el gobierno de los Estados Unidos ha decidido proceder e ignorar por completo las preocupaciones de muchas compañías y asociaciones de la industria.

Esta decisión fue arbitraria y perniciosa, y amenaza con socavar a toda la industria en todo el mundo. Esta nueva regla afectará la expansión, el mantenimiento y las operaciones continuas de redes por valor de cientos de miles de millones de dólares que hemos implementado en más de 170 países.

También afectará los servicios de comunicaciones para las más de 3 mil millones de personas que usan productos y servicios de Huawei en todo el mundo. Para atacar a una empresa líder de otro país, el gobierno de Estados Unidos ha dado la espalda intencionalmente a los intereses de los clientes y consumidores de Huawei. Esto va en contra de la afirmación del gobierno de Estados Unidos de que está motivado por la seguridad de la red.

Esta decisión del gobierno de Estados Unidos no solo afecta a Huawei. Tendrá un grave impacto en una gran cantidad de industrias mundiales. A la larga, esto dañará la confianza y la colaboración dentro de la industria global de semiconductores de la que dependen muchas industrias, aumentando el conflicto y la pérdida dentro de estas industrias.

Estados Unidos está aprovechando sus propias fortalezas tecnológicas para aplastar a las compañías fuera de sus fronteras. Esto solo servirá para socavar la confianza que las compañías internacionales depositan en la tecnología y las cadenas de suministro de Estados Unidos. Finalmente, esto dañará los intereses de Estados Unidos.

Huawei está llevando a cabo un examen exhaustivo de esta nueva regla. Prevemos que nuestro negocio se vea inevitablemente afectado. Intentaremos todo lo posible para buscar una solución. Esperamos que nuestros clientes y proveedores continúen apoyándonos y minimicen el impacto de esta regla discriminatoria.